La información pública debe servir para rendir cuentas, destacan en foro “Reivindicando lo Público desde lo Local”

Lo importante es trabajar para convertir la información pública en un sistema de rendición de cuentas, señaló Nancy Camacho Díaz, directora de Diseño de Indicadores y Evaluación Anticorrupción, de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción.

Camacho Díaz participó como ponente en el foro y festival “Reivindicando lo público desde lo local”, organizado en Museo Casa Chihuahua por la Sindicatura del Municipio de Chihuahua, con el apoyo de Gobierno del Estado y la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH)

La funcionaria consideró que la información puede llegar a ser una herramienta muy útil en el ciclo anticorrupción, siempre y cuando se entienda y se use adecuadamente

Al impartir la conferencia “La transparencia en el marco de la política nacional anticorrupción”, destacó que la transparencia no es sinónimo de honestidad, ya que las instituciones suelen publicar su información en formatos poco comunes o con datos desactualizados.

Dijo que los países que más información pública manejan son los que presentan mayores índices de corrupción, incluyendo a México.

Destacó que las naciones que tienen los mejores niveles de control de la información son los que realizan mecanismos de apertura gubernamental y aplican el concepto de Gobierno Abierto.

La representante de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción señaló que para que verdaderamente exista un Gobierno Abierto, se debe fomentar la participación, de lo contrario, esta herramienta no cumplirá su objetivo.

“Es como un cóctel donde juega la transparencia, medida a través del acceso a la información pública, la innovación tecnológica, la participación ciudadana y la rendición de cuentas, elementos esenciales para que el acceso a la información pública y el Gobierno Abierto puedan ser un pivote para el control de la corrupción”, expresó.

En su participación en el foro y festival “Reivindicando lo público desde lo local”, dijo que la agenda anticorrupción no le corresponde a un solo partido político o a un solo sector de la sociedad.

“Es un tema de corresponsabilidad en donde los sectores civil, académico, iniciativa privada, gobierno y ciudadanos, tienen un papel muy importante qué jugar”, indicó.

La conferencista precisó que el ciclo anticorrupción consta de las etapas de prevención, identificación, investigación y sanción.

Resaltó que lo primero que se tiene que hacer es analizar con qué información se cuenta en cada caso en específico, entenderla, y usarla de manera estratégica en el combate a la corrupción.

Nancy Camacho explicó que para la investigación deben utilizarse los datos de las auditorías, con lo cual se pueden detectar obras sin terminar, desvío de recursos públicos y un sin número de casos de corrupción.

Consideró que el mejor mecanismo de prevención es tener la certeza de que la conducta no se repetirá, de ahí la relevancia de que los casos no queden en la impunidad.

Explicó algunos de los principales retos de la lucha anticorrupción: que los actores del sistema produzcan, liberen y abran la información, que existan plataformas e instituciones que procesen, abran y compartan la información y que exista coordinación entre personas e instituciones.

Otro reto –señaló– es que esa información sea tomada en cuenta y utilizada por los actores que toman las decisiones y quienes tienen el poder público.

Dijo que se trata de acompañar el ciclo anticorrupción y darle seguimiento a los casos, a fin de que esa información se convierta en una verdadera rendición de cuentas por parte de las autoridades.