Chihuahua tendría superávit financiero de no ser por la deuda heredada: Hacienda

El ejercicio presupuestal del Gobierno del Estado de Chihuahua sería superavitario de no ser por el gasto que representa el pago de amortizaciones e intereses de la deuda de largo plazo heredada por la anterior administración, afirmó el secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez.
En conferencia de prensa, en la que acompañó al gobernador Javier Corral, el funcionario explicó que el Gobierno del Estado proyecta un ingreso para el 2020 de  73 mil 459 millones de pesos, y un egreso, sin tomar en cuenta el gasto en deuda de corto y largo plazo, de  72 mil 001 millones de pesos, lo que generaría un balance favorable en mil 458 millones para las finanzas estatales.
Sin embargo –indicó– el pago de intereses y capital de los compromisos financieros de largo plazo, que incluyen créditos bancarios, bonos “Cupón Cero” y bonos carreteros,  suma una cantidad de 3 mil 136 millones de pesos, misma que genera el déficit presupuestal.
A lo anterior se suman los 3 mil 239 millones de pesos en créditos de corto plazo que el Gobierno del Estado contratará a lo largo de todo el 2020 para cubrir necesidades de flujo que genera el déficit operativo y la baja en los ingresos federales.
De esa forma es que se llega a la proyección de un Egreso por 78 mil 376 millones de pesos, con un Balance Presupuestal deficitario por la suma de 4 mil 917 millones de pesos, en relación  al Ingreso proyectado en 73 mil 459 millones de pesos.
Fuentes Vélez detalló que, por primera vez, el  Gobierno incluye en su proyecto de Ley de Ingresos la contratación de créditos de corto plazo, los cuales se deben liquidar en un plazo no mayor a los 12 meses posteriores a su contratación.
“Este gobierno se ha  responsabilizado de una deuda que no contrató, y que le está generando un déficit presupuestal, pero ha hecho esfuerzos por reducir su costo”, señaló.
En torno a la reestructuración de la deuda bancaria de largo plazo que se concretó durante el 2019, informó que ésta permitió reducir el gasto en amortizaciones e intereses en cerca de mil 400 millones de pesos, por lo que, de no haberse concretado, el déficit sería mucho mayor.
Ante representantes de diversos medios de comunicación, expuso que la administración del gobernador Javier Corral ha realizado muchos ajustes para cuidar el dinero y bajar el déficit, con medidas de austeridad contempladas en el segundo Decreto de Optimización del Gasto, emitido por el mandatario estatal.
Dijo que el Gobierno de Chihuahua ha realizado acciones para enfrentar el déficit, con medidas para incrementar los ingresos propios y reducir su gasto operativo.
Actualmente –destacó el secretario– Chihuahua ocupa el segundo lugar nacional en obtención de ingresos propios, sólo por debajo de la Ciudad de México.
El funcionario detalló otros dos grandes logros del Gobierno del Estado: su correcto manejo de las finanzas públicas que ha sido reconocido por el propio Sistema de Administración Tributaria (SAT), y que ha ubicado a Chihuahua en primer lugar nacional en eficacia recaudatoria, y por el Instituto Mexicano para la Competitividad, que por segundo año consecutivo colocó a la entidad entre las pocas que cumplieron al 100 por ciento con los 116 criterios de transparencia presupuestal.
“El esfuerzo por reducir el déficit es permanente, no se acaba, seguiremos aplicando el Segundo Decreto de Optimización del Gasto y liquidaremos  todos los créditos de corto plazo antes de que concluya la actual administración”, concluyó.