Certifican a personal de Desarrollo Social en primeros auxilios psicológicos para personas migrantes

La Secretaría de Desarrollo Social certificó a seis colaboradores de la dependencia en el diplomado en Primeros Auxilios Psicológicos para Personas Migrantes, Refugiadas y Desplazadas: Niñez, Adolescencia y Mujeres.

El diplomado se desarrolló del primero de agosto al 6 de diciembre de 2018, en el que participaron cuatro terapeutas de la Unidad de Acompañamiento Psicosocial de la Coordinación de Cohesión Social y Participación Ciudadana, una trabajadora de la Dirección de Desarrollo Social y Humano, y otra colaboradora de la Subsecretaría de Desarrollo Social de la Frontera Norte.

La coordinación del diplomado estuvo a cargo del Instituto Mora de la Ciudad de México y contó con la participación de expositores de prestigiadas instituciones como las universidades de Guadalajara, Barcelona, California Berkeley, así como de la organización civil Sin Fronteras, la red civil Iniciativa Ciudadana, el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), y la red Migrantólogos.

Con este curso especializado, se dota de herramientas jurídicas, psicológicas y teóricas, para comprender, acompañar y apoyar a las personas migrantes en su proceso de tránsito, espera, e integración.

Uno de los puntos medulares del diplomado, parte del reconocimiento y visibilización en términos amplios, del impacto emocional que este proceso trae consigo, convirtiéndolo en un factor de atención indispensable en la era de las migraciones y generalmente invisibilizado frente a otras necesidades básicas.

La terapeuta Silvia Esther Valenzuela, expresó que aprendió la diferencia en la atención a niñas, niños y mujeres en situación de vulnerabilidad y cómo acompañar diferentes situaciones.

Olivia Quintanilla, quien labora en la Dirección de Desarrollo Social y Humano señaló: “fue una oportunidad, ya que pude conocer el verdadero rostro de la migración, y sensibilizarme ante esta problemática tan fuerte que estamos viviendo, y pedir que nos unamos para poder atender más y mejor a estas personas que no por gusto andan aquí, sino por una necesidad de vida”.