Al presentar los estados financieros que guarda el Municipio, al 30 de junio, la Tesorera Greta Renata Ávila Guerrero, informó en Cabildo que se preparan para la entrega-recepción a la próxima administración.
La Tesorera Municipal especificó que en los casi dos años de administración, nunca han traído cifras rojas, desahorros, resultados negativos o pérdidas, al contrario, han incrementado el apoyo social.
Aseguró que dejarán lo más saneado posible las finanzas del Municipio, sin deudas, quizá lo último, como es el caso del combustible, que sería los últimos días o una semana, en tanto, se dejará el recurso para que lo pague la próxima administración.
Greta Renata Ávila agregó que quedará otro pago pendiente, el PDU, pero porque es imposible pagarlo al 9 de septiembre, pues se están elaborando estudios especiales que tardan, como es el caso del atlas de riesgo del municipio de Aldama.
La Tesorera Municipal señaló que continúan realizando obras, entre ellas la pavimentación de la calle 24, 20 y 6ª, incluso recordó la reciente compra de camiones recolectores de basura y la remodelación de la Casa de la Cultura.
Aseguró que a la próxima administración se le quedarán algunas obras etiquetadas, con el dinero para ejercerlas.
Aclaró que las cuenta por pagar a largo plazo, hay un adeudo de 7 millones de pesos por contribuciones que se vienen “arrastrando” de administraciones anteriores, “pero no nos corresponden”, señaló la Tesorera del Municipio.
En cuanto a las obligaciones, Greta Renata Ávila Guerrero señaló que están trabajando para dejar liquidado los aguinaldos proporcionales, vacaciones y demás compromisos laborales al 9 de septiembre.
Dijo que a partir del 10 de septiembre, las obligaciones laborales le corresponderán a la próxima administración.