Que le dejen el pozo que se desechará, cobrar la servidumbre que utiliza la tubería desde Las Sombrillas hasta la pila de agua, ellos señalar dónde perforar y vender el terreno donde se perforará, son las cuatro principales condiciones que el Ejido Aldama interpone para permitir que la Junta de Aguas perfore otro pozo para abastecer de agua a la ciudad de Aldama.
El tema se abordó luego de que el comisariado ejidal, Ricardo Bejarano Hermosillo leyó un oficio que envió el presidente de la Junta de Aguas, Gerardo Rosales Mendoza, quien indica la urgente necesidad de reponer el pozo número 1, toda vez que se encuentra al 50% de su capacidad, por lo que no da abasto para abastecer de agua a toda la ciudad de Aldama, sobre todo en estos meses de alto consumo y fuerte calor.
Los ejidatarios consideran que están en condiciones de negociar, toda vez que el Pozo número 1 y el 2, están asentados en el centro recreativo Las Sombrillas, que es propiedad del Ejido Aldama.
“Ahora es cuando podemos negociar”, dijo el presidente del Consejo de Vigilancia, Amando Mendoza Acosta, quien agregó que primero, la Junta de Aguas pague lo que debe desde que está extrayendo el agua.
“Desde 1958 tienen ordeñando El Bosque, pero nunca se han presentado ante los ejidatarios, sin embargo, ahora si vienen para pedir permiso”, señaló Ramón Torres.
El presidente del Ejido Aldama, Ricardo Bejarano Hermosillo, aclaró que la Junta de Aguas está en la mejor disposición de negociar, por lo que recomendó a los ejidatarios a no oponerse, toda vez que es en beneficio de la ciudadanía de Aldama.
En tanto, los ejidatarios pidieron negociar, donde el Ejido también se beneficie, pues la perforación o reposición de un pozo, afecta los mantos acuíferos, sobre todo a El Bosque.

Perez