La noche del domingo se registró un choque en la calle 8ª y Ojinaga, por donde pasaron dos vehículos (uno persiguiendo a otro), por lo que la Policía Municipal les marcó el alto, sin embargo, una muchacha se “colgó” de la puerta de uno de los carros, el cual la aventó y lesionó.
Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja, quienes trasladaron a la joven al Hospital Cessa para su atención médica, así como a María de Jesús Béjar, de 31 años, quien resultó con lesiones leves en el choque.
Mientras la Policía Municipal trasladó a cuatro jóvenes a la Comandancia, bajo los cargos de participar en riña.
El caso ocurrió a las 9:29 de la noche del domingo, cuando fue reportado un choque en la calle 8ª y Ojinaga.
Los policías acudieron al lugar, donde pidieron refuerzos de sus compañeros, pues unos jóvenes que se perseguían en vehículos, se enfrentaron a goles.
Los agentes de la Policía Municipal atendían el choque entre un carro Aveo, color gris, modelo 2016, conducido por José Manuel Triste Domínguez, de 31 años, con domicilio en la calle 4ª.
El otro vehículo es una troca Chevrolet Silverado, color gris, modelo 2016, conducida por Eduardo Vega Acosta, de 25 años, con domicilio en la calle Lerdo 2204, en El Repartidor.
Al lugar acudió el ajustador de la aseguranza de la Silverado, toda vez que se consideró que fue la que omitió el alto.
Sin embargo, el ajustador no se quiso hacer responsable, toda vez que dijo que esa bocacalle, no cuenta con señalamientos de alto, por lo que se deslindó de responsabilidades y se retiró del lugar.
Ante eso, la Policía Municipal consignó el choque ante el Ministerio Público.
En eso estaban cuando los policías vieron que dos vehículos circulaban a excesiva velocidad, como si jugaran carreras.
Fue por eso que los policías le marcaron el alto a una camioneta X-Trail y un carro Máxima, color guinda.
Sin respetar a la autoridad, Wilberth Arzate descendió del Máxima y agredió a golpes al copiloto de la X-Trail.
De la camioneta descendió una joven, Abigail Duarte Arzate, de 18 años, quien se agarró de la puerta del chofer del Máxima en un intento de evitar que no se fuera del lugar.
Sin embargo, ante el movimiento del vehículo, la joven cayó al suelo.
Ante eso, los policías solicitaron la presencia de los paramédicos de la Cruz Roja, quienes trasladaron a la joven al Hospital Regional, toda vez que presentó trauma en columna y cervicales.
Al final, los policías trasladaron a la Comandancia Municipal a José Luis Hermosillo Arzate, Irving Gurrola Arzate, Wilberth Arzate Gómez y Héctor Saldaña Estrada.