Dos hombres e igual número de mujeres fueron ejecutados y calcinados en un vehículo; dos de los cuerpos se encontraban en el interior, mientras otro dos en el exterior, uno en la parte posterior y otro a un lado de la puerta del chofer.
En el lugar, elementos de todas las corporaciones policiacas, incluyendo a la Policía Municipal de Aldama, encontraron casquillos de arma de fuego.
Un caso similar no se había registrado en Aldama, aunque los cuatro fallecidos tenían su domicilio en la ciudad de Chihuahua, según un reporte de personas desaparecidas.
Fue a eso de las 2:00 de la tarde del martes cuando se recibió una llamada en el Teléfono de Emergencia 911, donde se dio aviso de que en la Sierra Azul, que se ubica frente a la comunidad Rancho Largo, se encontraba un vehículo calcinado, al igual que cuatro personas.
De inmediato, los policías se trasladaron a La Mesa y se estacionaron a la orilla de la carretera, hasta que llegaron todas las corporaciones.
De ahí, policías y soldados, cruzaron La Mesa hasta llegar a la comunidad de Calera, de donde continuaron hasta Rancho Largo.
Ahí, en la avenida Del Bosque y calle 6ª, las autoridades dieron vuelta a la izquierda, rumbo al rancho “Vuelo”.
Fueron alrededor de 15 a 20 kilómetros los que las corporaciones recorrieron, hasta internarse en la Sierra Azul, a la que le dieron vuelta, logrando llegar al presón “de Benito”, donde encontraron el vehículo calcinado, un Jeep Cherokee.
Mientras unos policías acordonaban el área, peritos de la Fiscalía del Estado ingresaron hasta donde se encontraba el vehículo y las personas calcinadas.
Lo primero que hicieron fue colocar “conos” numerados donde encontraron casquillos de arma de fuego, para luego proceder a realizar las primeras investigaciones, hasta recuperar los cuerpos, subirlos a una camioneta de Semefo y trasladarlos al C-4.
Las primeras indagatorias señalan que fue la tarde del domingo cuando las dos parejas (dos hombres y dos mujeres), se dirigieron rumbo a Aldama, en específico a El Bosque.
Pero ya no se volvió a saber anda de ellos, por lo que al siguiente día, el lunes, los familiares interpusieron denuncia por desaparición de personas, además solicitar apoyo para localizarlos a través de las redes sociales.
Al encontrar el vehículo calcinado, las autoridades investigaron las placas, ELT1212, de un Jeep, línea Gran Cherokee, color arena. logrando saber que es propiedad de Abigail Ceniceros Iracheta, quien tenía reporte de desaparecido junto con tres de sus amigos, entre ellos, Melanie Pérez Núñez, identificada como persona allegada a la víctima y quien pasó por ella momentos antes de desaparecer.
De manera extraoficial, se logró saber que otra de las víctimas es Óscar Torres, mientras a la otra mujer sólo se le identifica como Sandra.