Confirman detención de “El 300” en Aldama

Periódicos digitales, impresos, radio y televisión de todo el estado, incluso a nivel nacional, informaron que un delincuente de alta peligrosidad conocido como “El 300”, fue capturado el miércoles en el municipio de Aldama, en un operativo que encabezaron agentes de la Marina, Policía Federal y Fuerzas Especiales.
Mientras todo eso se daba a conocer, ni autoridades ni nadie más en Aldama se percató de la presencia de las fuerzas federales ni se supo sí el arresto se registró en la ciudad, en algún rancho o comunidad rural.
Los medios de comunicación dieron a conocer que René Gerardo Santana Garza, “El 300”, fue detenido y se le aseguró una camioneta Cherokee, color verde, de modelo atrasado.
Agregaron que agentes de la PF fueron quienes llevaron a “El 300” a la PGR, en la ciudad de Chihuahua, en la avenida Universidad casi esquina con División del Note, donde elementos de la FES de la SEMAR mantuvieron vigilancia permanente.
“El 300” es autor intelectual de los recientes ataques a policías estatales e identificado como líder de la pandilla “Los Aztecas”.
Ante el Ministerio Público de la Federación de la PGR en Chihuahua, fue presentado el presunto narcotraficante y líder de una pandilla de más de 200 personas que controlan la venta de cristal en la capital del estado y en Ciudad Juárez.

El 300 ya había sido capturado; salió con 5 mil pesos
René Gerardo Garza Santana, “El 300”, había sido capturado la madrugada del 15 de septiembre, del año pasado, en una habitación del hotel María Bonita, de Ciudad Juárez.
En esa ocasión, Garza Santana fue procesado por la posesión de un arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y 100 dosis de cocaína, sin embargo, el 19 de diciembre, del mismo año pagó 5 mil pesos como garantía por la pena condicional que le permitió salir en libertad.
“El 300” fue señalado como líder de la pandilla ‘Los Aztecas’, además de participar en la ejecución de dos agentes ministeriales y de un policía municipal, sin embargo, solo se le juzgó por la posesión de una pistola y droga.
Autoridades manifestaron que era líder de unas 250 personas dedicadas a la venta de droga, cobro de cuotas y sicariato.
Le atribuyeron las amenazas en contra de los cuerpos policiacos, así como ser el presunto autor intelectual del homicidio de un elemento de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), en el exterior de su hogar.
Sin embargo no le pudieron comprobar su participación en los hechos y nunca le formularon imputaciones por ello.