Tres muertes violentas

Dos hombres y una mujer murieron baladas en diferentes hechos, lo que consternó a la población, pues transcurrió tiempo para que se registraran hechos violentos en la ciudad, salvo aquel que ocurrió en la gasolinera de El Bosque, cuando dos policías ministeriales fueron acribillados.
El primer caso ocurrió poco después de las 10:00 de la noche del domingo, en Infonavit, cuando una troca de reciente modelo, llegó a un domicilio que se ubica en la calle Amando Gameros número 101.
Debido a que frente al domicilio se encontraba una pick up, uno de los sujetos descendió de la troca y le gritó a “El Tripas”, quien al abrir la puerta, recibió cuatro disparos de arma de fuego, calibre .9 milímetros.
Tres de los disparos fueron al cuerpo, mientras que otro en la cabeza, lo que originó que Saúl Herrera Rodríguez, de 25 años, cayera al piso, con medio cuerpo adentro de la casa.
Luego, los sujetos huyeron a toda velocidad con rumbo desconocido.
Al lugar acudieron agentes de la Policía Municipal, Ministerial y paramédicos de la Cruz Roja, quienes ya nada pudieron hacer, Saúl Herrera había fallecido.
La noticia corrió como pólvora, por lo que la ciudadanía consideró que “esto no iba a quedar ahí”, lo que efectivamente ocurrió, pues en menos de 24 horas, un hombre y una mujer fueron acribillados a tiros, con armas calibre .9 milímetros y “cuerno de chivo”.
Esos hechos ocurrieron a las 6:30 de la tarde del lunes, cuando en Seguridad Pública se recibió una llamada telefónica dando aviso que en la calle Ojinaga, entre 4ª y 6ª, frente al estacionamiento en batería del Parque Infantil, habían ejecutado a un hombre y a una mujer.
Al llegar, los policías sólo encontraron múltiples casquillos de arma de fuego y sangre, es decir, los cuerpos no estaban.
La Policía Municipal acordonó el área y dio aviso a las autoridades correspondientes, quienes iniciaron las investigaciones, mismas que arrojan que dos pick ups y un carro, perseguían a los tripulantes de una troca Chevrolet Silverado, color azul cielo, cabina y media, modelo 2001.
Justo en el Parque Infantil, por el lado del estacionamiento, el carro deportivo dio alcance a la Silverado y se le atravesó.
De la Silverado descendieron Esthela Derma Chavira y Marco Antonio González Pallares, mejor conocido como “El Calabazo”, quienes discutieron con las personas que los perseguían.
Sin embargo, los hombres armados dispararon en repetidas ocasiones y, por consecuencia, Esthela Derma y “El Calabazo” cayeron abatidos.
Los agresores huyeron rápido en los tres vehículos, pero instantes después, llegaron dos jóvenes a pie, quienes subieron los cuerpos a Silverado de los mismos ejecutados y huyeron en ella.
Escasos minutos después, llegaron a pie otros dos sujetos, quienes iniciaron a recoger los casquillos percutidos, pero en cuanto oyeron las torretas de las patrullas, huyeron del lugar.
La tarde del sábado, Saúl Herrera recibió cristiana sepultura en el panteón viejo.
Mientras los cuerpos de Esthela Derma y “El Calabazo”, no han sido localizados.
Durante la noche del martes, la Policía Municipal recibió reportes de donaciones de arma de fuego en diferentes puntos de la ciudad, incluyendo El Libramiento.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here